Empresas, No Paguen A La Juventud Por Su Trabajo Con Pizza

 2.4 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años de edad sin trabajo a finales de junio de 2021 y  para la fecha actual ha aumentado considerablemente ya que suman un millón de entre 20 a 29 años de edad sin actividad laboral, sí; esto en México según datos de El Sol de México, lo cual representa un gran problema para la juventud ya que desde mi experiencia y la de mis cercanos, siempre hay dos principales razones por las cuales no consiguen trabajo: la falta de experiencia y la alta demanda, lo que ocasiona cada vez menos oportunidades para quienes egresan de las universidades, aunado esto; la paga mínima y condiciones de trabajo precarias. 

Sin duda alguna, muchas de las personas que recién egresan de las universidades y aun cuando están estudiando se ven en la necesidad de emprender algún tipo de negocio, por mencionar algunos de los más comunes como ropa, comida, joyería, accesorios, calzado e incluso vender dulces y cigarros dentro de las instituciones educativas. 

Sin embargo en ocasiones un emprendimiento no es suficiente para cubrir algunas de las necesidades básicas, y en un mundo cada vez más voraz e incierto económicamente, nos encontramos acorralados ante situaciones como la imposibilidad de adquirir terrenos a futuro, lugares con viviendas dignas, alzas en los precios de la canasta básica, etc.

Dentro de las oportunidades laborales que encontramos, muchas las brindan empresas que a su vez solicitan personas recién egresadas o a punto de egresar para ser manejadas como becarias, a las cuales en muchas ocasiones explotan laboralmente incluso se les llega a pagar con pizza. En otras ocasiones piden personal de 22 años en adelante con universidad terminada y unos cuantos años de experiencia en puestos similares pero ¿Cómo obtienen la experiencia si estaban aún terminando una carrera universitaria? Y ni hablar de quienes por desgracia no lograron estudiar ya que se enfrentan a retos aún más grandes entre los cuales está la discriminación económica, la falta de estudios, la pobreza extrema y las tentaciones de unirse al bando delictivo por la escasez económica que viven.

En la actualidad se han comenzado a ver cambios laborales también gracias a la pandemia, entre ellas que las instituciones y empresas deben no solo respaldar la salud física de sus trabajadoras y trabajadores, sino también la salud mental y psicológica, ya que algunas empresas están optando por contratar a las personas más fuertes mentalmente para soportar mayores cargas de trabajo y mayores circunstancias que pongan en un péndulo su estabilidad.

También, se está colocando en la mira a aquellas personas capaces de motivar a otras dentro de una empresa, ya que estas serán un foco importante para contagiar la alta productividad de quienes lo rodean sin necesidad de tener un incentivo económico mayor, sin embargo también se comete un error al no recibir la gratificación económica correspondiente ya que de palabras y acciones bonitas no comen las personas.

Carajo, se habla mucho de “necesitas 5 años de experiencia laboral y tener 22 años” pero no se habla de “En este lugar serás contratada para adquirir experiencia también”. Y la verdad es que en la actualidad la juventud está cada vez más preparada para afrontar los tumultos profesionales que el mundo trae consigo, sin embargo, necesitan ser visibilizadas estas para que se les brinde esta oportunidad.

No olvidemos que en ocasiones importa más estar dispuesto que estar preparado, se puede estar muy preparado pero no estar dispuesto a afrontar las tareas profesionales es un auto sabotaje. 

Por ello es que ahora vemos cada vez más negocios informales que incluso muchos de ellos llegan a generar más dinero que un profesionista, el problema llega cuando las prestaciones legales no están presentes y aun en los trabajos formales, muchos de ellos no las tienen para “evitarse gastos mayores y que la empresa no pierda su rentabilidad”.

Y para aquellas personas que han decidido emprender un negocio propio por falta de oportunidades laborales ¡No lo dejen carajo! Sabemos perfectamente que no es a fácil hacer todo tu mismo, tu misma. Sabemos que a veces la falta de creatividad inunda nuestras mentes y que el cansancio llega tarde que temprano, siempre se adelanta, pero que orgullo saber que lo poco o mucho que edifiques fue a raíz de una decisión arriesgada, incierta pero que tu trabajo hablo más que las palabras.

A las empresas que contratan solamente con varios años de experiencia pero necesitan personas jóvenes, denles la oportunidad, se llevaran una gran sorpresa siempre y cuando sea remunerada de forma correcta y no se les pague con pizza.
Trabajar es una cosa, pero saber trabajar es una obra de arte. 

Por: Saulo Franco Oros Magno

  • Compartir:

LA ESENCIA DE LA JUVENTUD PLASMADA EN LETRAS