La Otra Educación Que Se Debe Reflexionar

La educación hoy en día es un reflejo de las diversas sociedades, principalmente de la familia. Con la educación se batalla muchísimo y se puede notar en diferentes situaciones de la vida cotidiana, sin embargo, la educación más difícil, que es la que forja las sociedades futuras, es la educación que se lleva en casa, y es obvio que hablamos de la educación a los hijos. 

No es mentira cuando nos dicen que la educación que reflejan los hijos es nada menos que la educación que llevan los padres. Todo comienza desde la casa y termina en la casa, puesto que los padres llevan un papel fundamental para el desarrollo de la educación de los hijos. Una forma principal para poder educar bien a nuestros hijos es analizarse uno como padre, revisar hábitos, revisar costumbres, maneras de hablar o de conducirse ante la sociedad, formas de pensar etc.

Influye bastante el reflejo de los padres hacia los hijos. Ejemplo de ello es cuando el padre se comporta machista y por consecuencias los hijos adoptan las mismas ideas. Por ello, es importante analizar los aspectos íntegros de los padres con sus hijos. 

Siguiendo mi punto de vista, la influencia de los padres hacía los hijos es basta, sin embargo, también debemos de adoptar la forma de ver realmente como son nuestros hijos. Muchas veces no sabe el padre o la madre de lo que desea o piensa realmente su hijo, adoptando un régimen de distancia donde las palabras no existen. La mejor manera de afrontar esto es conocer al hijo de manera completa, acercarse a él y platicar sobre gustos, deseos, tristezas, problemas etc. Entonces, es importante tener acercamiento hacia los hijos para enseñarles la realidad de las cosas, y posteriormente, ellos serán más táctiles cuando los padres traten de educarlos. 

Sabemos que hay diversos tipos de padres, pero también diversos tipos de hijos. En algunos casos, los hijos no comprenden el concepto de educación por más que les enseñen, por ello, se necesita paciencia y agilidad de los padres para reinventarse en la manera de ejercer su autoridad, puesto que en la actualidad, los métodos tradicionalistas juegan un albur en el entendimiento del hijo o hija. Hoy en día se abren diversas puertas para entender mejor estos temas con tantas redes de apoyo que existen, tanto virtuales, dinámicas, de interacción etc. 

Otra forma de educar a nuestros hijos, se podría decir que es empezando desde la infancia. Cuando uno es pequeño, la mente absorbe diversos tipos de cosas, un arma buena y por otra parte no tan buena, puesto que en la sociedad no siempre se rescata algo bueno, entonces, debemos de aprovechar la infancia del hijo para poder meternos de lleno en su mente y así dar una perspectiva válida y fácil para que nuestro hijo aprenda el significado de educación. 

Así pues, la manera de educar a nuestros hijos es la forma en como nosotros entendemos la palabra educación. Bastantes formas de como poder educar a estas futuras generaciones y mucho por hacer. Es importante porque la educación nos hará mejores personas ante la sociedad y ante cualquier situación que se nos presente, pero es claro, nadie nace con educación eso se forja con tiempo, carácter y paciencia. 

Por: Aldo Hernández Andrade

  • Compartir:

LA ESENCIA DE LA JUVENTUD PLASMADA EN LETRAS