Parfum De Souvenirs

Recuerdo como cada inicio de año, exactamente a las 11:56 me llevabas al segundo piso, para que cuando dieran las 12:00 ya estuviéramos listos para ver la pirotecnia, y es que vivimos en un lugar donde los coheteros cada año se hacen presentes. No olvido tus abrazos y tus siempre significativos presentes en navidad y reyes. 

A pesar de “crecer” tu siempre me decías que pidiera algo. Cómo me gustaría que estuvieras aquí y no sólo recordarte por tu fragancia. Tantas cosas que tuvimos que aprender juntos y tanto que nos faltó conocer, seguro si me hubieras visto manejar las primeras veces ya me hubieras dicho que metía muy feo el clutch -“con cuidado y despacio, hay que cuidar las cosas”- hubieran sido tus palabras.

Y ahora es año nuevo, 5 de Enero, fue un día muy tranquilo, el cielo era soleado, las nubes no tenían ninguna forma en particular, las calles llenas de bicicletas  y personas con roscas en mano. Los globos de distintos colores ya listos para amarrarles las cartas y mandarlas. 

¿Te imaginas todas esas cartas?, me gusta pensarlas, pienso que es más fácil escribir tus sentimientos en papel y que te entiendan a expresarlo. A mi siempre me gustaba empezarlas diciendo lo bien que me porte ese año, siguiendo con una petición para que todos en mi casa estuvieran bien y finalizando con mis peticiones, que siempre solían ser muy predecibles jajaja, que te digo, siempre quería quedar bien con mi cartita y que pensaran que me había portado bien ese año. 

Terminada la carta la dejaba en el árbol, siguiente a eso me dirigía a la cocina por un plato para ponerle galletas, tu siempre decías -“ponle galletas de animalitos”- las que eran tus favorita. Me decías que las pusiera a pie de árbol para que los reyes las comieran. 

Al despertar el día siguiente, claro, las galletas no estaban e iba corriendo emocionada a buscarte para contarte; lo que no me costaba trabajo porque siempre estabas abajo ya listo esperándome. 

Que puedo decirte que no sepas tú.  Ahora que empezamos un nuevo año espero que las experiencias nuevas donde quiera que estén, nos estén esperando con los brazos abiertos, que cada día en cada decisión podamos ser más sabios que el anterior. 

Ojalá estés conmigo en todos estos días, que aunque físicamente no estemos juntos sepa que estarás aquí para ver las nuevas primaveras de este año, conocer nuevos lugares y llenarnos de experiencias cada día, que a eso venimos. 

Te perdí un Enero, donde en lugar de festejar la vida y los comienzos, yo pensaba en lo frágil que es todo, lo fugaz que son los momentos especiales y el arrepentimiento del “hubiera”. Sourvenirs son los que quedan, se quedaron con el año viejo todas esas experiencias que jamás olvidaré porque viven en mi. 

Feliz año, te amo siempre. 

Por: Greta Ximena García López

  • Compartir:

LA ESENCIA DE LA JUVENTUD PLASMADA EN LETRAS