El Romance Con Frida

Frida Kahlo es por demás una de las más grandes e importantes representantes del arte mexicano, pues la forma de transmitir el amor, dolor, tristeza, libertad, patriotismo, feminidad y demás sentimientos plasmados en cada de sus obras terminaría por marcar la diferencia que expondría a Frida ante México y el mundo como una de las promesas artísticas más grandes que hoy en día, se ha convertido en toda una figura icónica.

Las obras creadas por Frida han sido reconocidas en diversas exposiciones, presentándose en Nueva York en la galería Julien Levy, en París dentro de la galería Rue at Colle y existiendo en México la famosa “Casa Azul” que resulta ser el museo de la vida e historia de la artista, incluso, el Museo de Louvre posee uno de sus autorretratos, por lo que Frida ha dejado su huella alrededor de todo el mundo.

Es de hacerse notar que a la par de su increíble talento, Frida destacaba constantemente por cultivar sus ideas sociopolíticas en el interés que demostraba en los asuntos políticos, incluso, estuvo afiliada al Partido Comunista de México, con quien después fuera su esposo Diego Rivera. Frida tenía ideas revolucionarias, comunistas y se enorgullecía ampliamente de sus raíces mexicanas, llevándolas consigo a todos lados, incluso en su forma de vestirlas, con orgullo y amor a su patria.

A la edad de 6 años Frida enfermo de poliomielitis, por lo que su pierna derecha era más delgada y pequeña, posteriormente, viajaba junto con su entonces novio en un autobús, que fue arrollado por un tranvía, lo que dejo en Frida múltiples fracturas y una serie de consecuencias aún más graves, los cuales fueron reflejados en sus obras, tales como “la columna rota”, “unos cuantos piquetitos”, obras desgarradoras por la crudeza con la que se realizaron pero justamente esta crudeza era lo que representaba realmente a Kahlo.

Alrededor de los últimos años, Frida ha sido resaltada como la gran pintora que es, existiendo obras, películas, libros e inclusive una fuerte tendencia hacia su persona en redes sociales, sin embargo, también ha resultado en el descontento de algunos por el crecimiento y relevancia que ha adoptado, además, hay quienes desprestigian su talento nublándolo con la relación que sostuvo con el muralista Diego Rivera, olvidando que ella también fue una persona que sintió y vivió, por lo que su vida personal es totalmente distinta a su arte, donde únicamente su representación artística es la única cercanía que tenemos, de manera real, hacia dicha relación.

Frida es una orgullosa representante de México, que bien merecido tiene el reconocimiento que se le da, por lo que el apoyar el talento mexicano también es darle el lugar que merece, se ha ganado y le es reconocido a nivel mundial.

Por: Karla Vega Hernández

  • Compartir:

LA ESENCIA DE LA JUVENTUD PLASMADA EN LETRAS