En Mis Muchas Ganas De Ser Amada

En mis muchas ganas de ser amada, permití que me vulneraran, permití que alguien más decidiera por mi, en mis muchas ganas de ser amada toleré desplantes, en mis muchas ganas de ser amada toleré que me intimidaran y violentaran, en mis muchas ganas de ser amada me quedé callada sobre cosas que no quería que pasaran, en mis muchas ganas de ser amada apelé el lado de quien decía que no me merecía. 

En mis muchas ganas de ser amada me quedé callada por miedo a que los que estaban a mi alrededor se perdieran, en mis muchas ganas de ser amada dejé hervir mi sangre y la apague a medias, en mis muchas ganas de ser amada fui sumisa y decidí no perseguir mis sueños, en mis muchas ganas de ser amada decidí quedarme observando en lugar de ir y vivir lo que quería, en mis muchas ganas de ser amada no pude poner limites, en mis muchas ganas de ser amada acepte contacto físico que no quería, en mis muchas ganas de ser amada permití faltas de respeto, en mis muchas ganas de ser amada permití que me trataran como no quería y permití ser una opción mas para alguien más. 

En mis muchas ganas de ser amada permití muchas situaciones y le di prioridad a otros.

En mis muchas ganas de ser amada no pude ver que el amor que no había era el mio por mi misma. Hasta que un día me descubrí y me di validez. Hoy me abrazo con amor, abrazo a esa mujer que fui en el pasado y entiendo que nadie me va abandonar porque estoy yo para cuidarme. 

Desde el amor que siento por mi, sé y quiero cuidar de mi misma, porque soy una mujer inteligente, valiente, brillante, hermosa y amable que merece ser tratada con respeto, hoy sé mis limites, se que quiero y se que no quiero, hoy ya no tengo miedo a decir no y tampoco tengo miedo a expresarme, pues diga lo que diga o haga lo que haga, no me importa quien se vaya o quien se quede, porque yo no iré a ningún lado, yo estaré para mi. 

Podrán decir que naciste solo y morirás solo, gran error, naciste contigo y te iras contigo, y si estarás haciéndote compañía toda la vida ¿Qué tal si empiezas a hablarte desde el amor y la amabilidad?

Por: Edith Alejandra Gutiérrez Chávez

  • Compartir:

LA ESENCIA DE LA JUVENTUD PLASMADA EN LETRAS