Entendiendo La Depresión

La depresión clínica es aquella condición médica que afecta el pensamiento, el humor, los sentimientos, el comportamiento y la salud física. Asimismo, es de carácter persistente y puede llegar a interferir de manera significativa con la capacidad de actuar de las personas. Cabe destacar que la depresión es uno de los trastornos mentales más comunes y es la causa principal de incapacidad del mundo. Es importante mencionar que, las mujeres tienen una predisposición dos veces mayor que los hombres a sufrir depresión. Hay tres tipos principales de trastornos depresivos: trastorno depresivo mayor, trastorno distímico y trastorno bipolar. 

Los Tres Principales Tipos de Depresión

1. La Depresión Mayor. Si una persona presenta cinco o más síntomas de depresión y limitaciones para funcionar normalmente durante un período mínimo de dos semanas.

2. Trastorno Distímico (Distimia). Es una forma crónica y menos severa de depresión, y se diagnostica cuando el humor depresivo de una persona persiste por lo menos dos años y se encuentra acompañado por otros dos síntomas de depresión. La Distimia pone a la persona en riesgo para desarrollar una Depresión Mayor.

3. Trastorno Bipolar (Enfermedad Maniacodepresiva). El trastorno bipolar se caracteriza por períodos distintos y recurrentes de euforia (manía) con períodos de depresión. 

La Función de los Neurotransmisores

Los neurotransmisores son sustancias químicas que llevan mensajes entre neuronas, células nerviosas, y afectan el comportamiento, el humor y el pensamiento. Se liberan en las sinapsis (espacios) entre neuronas para facilitar la transmisión de los mensajes de una célula a otra. Son dos de los neurotransmisores que juegan un rol importantísimo en la depresión y son: la serotonina y la noradrenalina. La depresión se manifiesta cuando se reducen los niveles de estos dos neurotransmisores en las regiones del cerebro que controlan el humor y las emociones. En la depresión, las neuronas no producen suficientes neurotransmisores, como resultado, los canales de la membrana de la neurona no se abren y las señales nerviosas no se transmiten y las áreas del cerebro que afectan las emociones no son estimuladas apropiadamente. 

Áreas del Cerebro Afectadas por la Depresión

Varias partes del cerebro están relacionadas con los cambios físicos y emocionales que se observan durante la depresión. Mientras el cerebro de un individuo deprimido se encuentra generalmente en baja actividad, ciertas áreas muestran hiperactividad. 

Tálamo: Está asociado con cambios emocionales. Esta área demuestra elevados niveles de actividad en individuos deprimidos. 

Circunvolución del Cíngulo o “gyrus cinguli”: Se aprecia un incremento de actividad en la circunvolución del cíngulo. Esta área ayuda a asociar los olores y las visiones con recuerdos agradables de emociones pasadas. También toma parte en la reacción emocional al dolor y regula la agresión. 

Córtex prefrontal: Algunas partes del córtex prefrontal ayudan a regular las emociones. Se ha notado una disminución en la actividad de esta sección del cerebro en personas deprimidas. 

Amígdala: Es responsable de los sentimientos displacenteros, por tanto, en individuos deprimidos se muestra hiperactiva. 

Signos y Síntomas de la Depresión

Cinco o más de los siguientes síntomas durante un período de dos semanas son indicativos de depresión y deberán ser atendidos por un médico:

Pérdida de interés o placer de las actividades diarias normales.
Tristeza persistente, ansiedad o desesperanza. 
Irritabilidad o agitación.
Sentimientos de culpa, temor o inutilidad. 
Pérdida o aumento notable de peso.
Cambios notables en el apetito.
Limitaciones en concentración o pensamiento.
Fatiga.
Insomnio o sueño excesivo.
Pensamientos de muerte o suicidio.
Llorar de manera inexplicable.
Dificultad para tomar decisiones.
Disminución del impulso sexual.

Tratamiento 

 La depresión casi siempre puede ser tratada de manera efectiva. Si se diagnostica una depresión, el tratamiento puede incluir uno o varios de los siguientes:

1. Antidepresivos. Estos medicamentos actúan sobre algunos químicos específicos del cerebro. Tipos de antidepresivos incluyen a los inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina¸ que regula los niveles de serotonina, tricíclicos¸ aumentan los niveles de serotonina y norepinefrina, inhibidores de la Monoamino oxidasa, desactivan la función de las enzimas catalíticas de monoaminas. 

2. Psicoterapia. Puede ser Psicoterapia Cognitivo Conductual (TCC), Terapia Interpersonal (TI) y Psicoterapia de Grupo, y Terapia Psicodinámica. 

3. Terapias alternativas. Puede ser Herbolaria o Ejercicio.  

Por: Yenniffer América Bautista Coronado

  • Compartir:

LA ESENCIA DE LA JUVENTUD PLASMADA EN LETRAS